Entradas

IV Edición Premio ASINDES “Modelo de Intervención Comunitaria en Macalajau, Úspantan”

El pasado 19 de septiembre se realizó la IV Edición del Premio ASINDES a Proyectos Sociales exitosos, con el objetivo de visibilizar el impacto del trabajo de las Organizaciones No Gubernamentales que realizan a beneficio de la población guatemalteca en las distintas comunidades del país.

Este año recibimos el reconocimiento del Primer lugar en los Premios ASINDES con el proyecto “Modelo de Intervención Comunitaria en Macalaju, Úspantan, El Quiché” dicho proyecto fue creado con el objetivo de contribuir a mejorar la calidad de vida a 70 familias de la comunidad.

El mismo, se basa en la fortaleza de los procesos de capacitaciones técnicas y educativas a las familias, en donde se reconocen y priorizan sus necesidades. El Proyecto, estuvo compuesto por tres fases, la primera es cubrir las necesidades básicas con el Kit Saludable, que consiste en una Estufa Ahorradora de Leña, Letrina de Pozo Ventilado y Filtro Purificador de Agua.

La segunda fase consiste en la Reducción de la Desnutrición, en donde se realizaron Huertos Familiares y Comunitarios de Auto-consumo para contrarrestar la desnutrición en niños, acceso a diversidad de alimento para las familias y la iniciativa de comercializar la producción hacia mercados externos.

La tercera fase consistía en solucionar la escasez de agua que afectaba el área, sobre todo el mantenimiento de los huertos. La solución se encontró en la construcción de los Cosechadores de Agua de Lluvia. Este proyecto ejecutó junto a voluntarios de América Solidaria (Chile) y CIASPE (México), quienes se quedaron en el lugar, capacitando y brindando a las familias las herramientas necesarias para ejecución de cada etapa.

En Hábitat para la Humanidad Guatemala estamos convencidos de que los ciudadanos somos la fuerza transformadora de nuestro país, únete y contribuye al desarrollo de estos proyectos que ayudan a comunidades.

Proyecto “Modelo de Intervensión Comunitaria en Macalajau, Uspantán”.

En Hábitat para la Humanidad Guatemala trabajamos para mejorar la calidad de vida de las familias guatemaltecas a través de distintos proyectos comunitarios, como lo es el “Modelo de Intervención Comunitaria en Macalajau, Uspantán”, este proyecto inició en el 2010 y está dirigido a  cubrir las necesidades prioritarias de las comunidades.

Macalajau queda a una hora y media de la cabecera departamental de El Quiché, es una de las comunidades que se enfrenta cada día a la pobreza extrema y desnutrición crónica, los pobladores de la comunidad carecen de servicios básicos. Como primera fase del proyecto se logró ejecutar el proyecto del Kit Saludable que incluye una estufa mejorada, letrina con pozo ventilado y el filtro purificador de agua. Como parte de esta primera fase se realizaron constantes capacitaciones enfocadas a concientizar sobre la importancia de la salud en el hogar y saneamiento comunitario.

La segunda fase del Proyecto, trabaja en contrarrestar uno de los grandes problemas que enfrenta Guatemala: la Desnutrición Crónica. A través de distintas evaluaciones y procesos, se evidenciaron tanto la carencia de alimentos y nutrición como la falta de recursos necesarios para cubrir esta parte básica para el desarrollo de las comunidades. Hábitat para la Humanidad, por primera vez, inició el proyecto de Huertos Familiares y Comunitarios de Auto-consumo, el cual consiste en asistir y concientizar a las familias sobre los problemas de desnutrición; y a la vez les brinda las herramientas para mejorar su salud a través de una dieta balanceada.

Con el apoyo de Fundación América Solidaria (Chile) y CIASPE (México) se trabaja en conjunto para que las familias aprendan técnicas de cultivo de alimentos con alto valor nutricional, recetas saludables, y elaboración de abonos orgánicos, lo que les permite ser comunidades auto sostenibles.

Este proyecto tuvo una duración asistida de 4 años y ha sido de gran beneficio para las familias de la comunidad de Macalajau, en donde las comunidades siguieron trabajando para mejorar y reducir la desnutrición infantil.

Como tercera fase del “Modelo de Intervención Comunitaria” se llevó a cabo el proyecto Cosechadores de agua y lluvia, el cual se inició debido a que los pobladores tardaban más de dos horas para acarrear agua y tener su líquido vital. Esta problemática afectaba el mantenimiento y trabajo realizado a los huertos.

Hábitat para la Humanidad junto a FEMSA realizaron un estudio Hidrológico con el objetivo de obtener el cálculo de los galones necesarios con los que se dotan a cada familia.

Este proyecto va de la mano junto con capacitaciones sobre el uso correcto del agua y la mitigación de riesgo.

Este proyecto que contó con 3 fases realizadas durante 9 años ha beneficiado a 70 familias de la comunidad de Macalajau y cuenta con una gran aceptación de la comunidad ya que ahora disfrutan de una comunidad auto-sostenible, agua limpia y alimentación saludable entre otros.

La unión conlleva al éxito

Cuando se trabaja en equipo por un mismo objetivo, se potencian esfuerzos, se acorta el tiempo de inversión y se logra mejores resultados.

Como Hábitat nos complace ver cómo nace el deseo en organizaciones amigas la necesidad de sumarse para mejorar la calidad de vida de más guatemaltecos, así también ser parte del desarrollo de las comunidades que necesitan una oportunidad para progresar.

El inicio de nuevas alianzas

 El pasado 9 de abril se llevó a cabo la firma de convenio con Guatemala Green Building Council; GGBC, quienes se han dedicado a promover estratégias sostenibles que provocan una transformación del mercado del sector construcción hacia prácticas ambientalmente amigables y con Good Neighbors Guatemala, ONG la cual se fundó en el año 1,991 en Corea del Sur,  quien impulsa y fomenta el desarrollo sostenible para los niños y sus familias por medio de la participación y el empoderamiento de las comunidades, mejora la calidad y accesibilidad de los servicios esenciales, en las distintas comunidades urbanas y rurales de los países afectados por la pobreza.

Dichos convenios tienen el objetivo de colaborar para promover acciones conjuntas, con el propósito de brindar las herramientas para mejorar las condiciones de vida de las familias en el área rural de Guatemala, así como cooperación  para la implementación de soluciones integrales que mejoren la salud de las familias guatemaltecas, explorando el trabajo en conjunto en los programas de ambas instituciones.

En palabras de Andres Prera Cofiño, Presidente de Guatemala Green Building Council; GGBC.

“Nuestra iniciativa de trabajar con Hábitat surgió de buscar alianzas con objetivos afines a nuestra organización, interesadas en mejorar la infraestructura, económica, social y ecológica del país, desde el inicio hemos tenido una sinergia muy buena con lo que Hábitat está haciendo. La colaboración es el mejor resultado en aspectos generales, la expectativa es llegar a más personas, con nuevas estratégias para beneficiar, la idea central es ayudar, el resultado que queremos lograr lo vamos a ir encontrando en el camino”.

El aporte de Jae Choon Lee, Presidente de Junta Directiva y  Representante Legal, Good Neighbors Guatemala, ONG

“Nace en nosotros el deseo de trabajar con Hábitat como un aliado para apoyar ya que cuentan con experiencia en construcción de casas, y tienen   el conocimiento de las condiciones actuales en que viven  las familias y niños en Guatemala. El proyecto de Estufas es bueno para el país, ya que las familias cocinaran sin humo dentro de las casas, además consume menos leña por lo mismo se salvan más árboles”.

 

Construyendo juntos una mejor Guatemala 

 

 

Yo Soy Hábitat

Víctor Velásquez


Director Nacional
Hábitat para la Humanidad Guatemala


SU TRAYECTORIA EN HÁBITAT

HÁBITAT CAMBIÓ MI VIDA
Inicié labores en diciembre de 2,003 como contador de la fundación posteriormente me promovieron a Director de Administración y  Finanzas y a partir de octubre 2,016 se me nombra como Director Nacional.

Hábitat me ha brindado la oportunidad de formarme laboralmente, permitiéndome un desarrollo, crecimiento y madurando en todas las áreas de mi vida.

Una de las satisfacciones mas grandes que me deja Hábitat es ver las sonrisas de las familias a quienes servimos. El apoyo de voluntarios que arduamente trabajan sin esperar algo a cambio, me hacen recordar que puedo sumarme y hacer la diferencia, y que cuando nos unimos y nos apoyamos podemos lograr impactar y transformar la vida de muchas familias guatemaltecas.

IMPACTO DEL TRABAJO QUE HA REALIZA LA FUNDACIÓN EN GUATEMALA
El impacto que Hábitat realiza en Guatemala, es el poder brindar una solución habitacional, que se transforma en un lugar, seguro,  saludable, acogedor y con comodidades, que permite el desarrollo y mejora las condiciones de las familias guatemaltecas.

FRENTE A ESTE 2018 COMO ORGANIZACIÓN
Continuaremos con determinación en el cumplimiento de nuestra visión y misión; con trabajo arduo para impactar a 11,200 familias; trazaremos la ruta con nuestra planificación estratégica para los próximos años siempre buscando el bienestar de los más necesitados.
Tenemos como reto el mejorar nuestro servicio y ampliar nuestras capacidades, aprovechando los recursos tecnológicos para lograr ser más eficientes. 

Este 2018, celebraremos los 100 mil sueños cumplidos durante el mes de abril, y esto se debe gracias al trabajo y aporte de voluntarios, personal y aliados a lo largo de estos 39 años.

A TODOS LOS GUATEMALTECOS
Invitamos a todos los sectores; a quienes nos han acompañado hasta este momento y a todos aquellos que se quieran sumar a mejorar las condiciones de vida de más familias guatemaltecas. Colaborando con acciones desde sus posibilidades pero sobre todo con un corazón de amor y disposición de apoyar, uniendo esfuerzos y trabajo, juntos sigamos construyendo viviendas, comunidades y esperanza para Guatemala.

 

Juntos sigamos construyendo viviendas, comunidades y
esperanza para Guatemala.

 

Plan comunitario de desarrollo

En San Vicente Paul Guanagazapa, Escuintla.

Se necesitan 45 minutos desde la cabecera de Escuintla para llegar a la comunidad de San Vicente Paul Guanagazapa en vehículo. El  acceso se torna difícil, ya que no cuentan con servicio de bus, existe un pick up fletero que realiza dos viajes cada semana, este sale desde la comunidad hasta el centro de Escuintla.

Conociendo a su gente…
Los primeros pobladores de la Comunidad, fueron familias guatemaltecas que buscaron refugio en el país vecino México a causa del conflicto armado interno, la mayoría son originarios de los departamentos de El Quiché y Huehuetenango, regresando a Guatemala en 1998 y estableciéndose en el lugar un total de 75 familias.

Sus opciones para sobrevivir son escasas, por tal motivo, se dedican a la agricultura y se ven en la necesidad de salir de la comunidad y laborar en trabajos de limpieza de hogares, tortillerías, lavado, planchado, albañilería y a pilotear buses.

La situación climática, también les ha afectado, ya que las depresiones tropicales y huracanes les han provocado pérdidas para la Comunidad.

Actualmente, las viviendas están construidas de madera, nylon y algunas cuentan con fachadas de block rústico las cuales se han  construido conforme sus ingresos han mejorado, sin embargo, aún cocinan a fuego abierto con leña, madera y hojarascas.

La comunidad cuenta únicamente con un chorro público, no cuentan con drenajes ni servicios básicos. 

Salud a mi casa. Se inició el proyecto en la comunidad, el mismo cuenta con una estufa mejorada, letrina y filtro purificador de agua. Este programa de atención a la pobreza se inició en agosto de 2017 por medio  de la subvención de Hábitat for Humanity Netherlands, situado en Gatwicksstraat1, 1043 GK Amsterdam, NL (“HFHNL”) y ejecutado por Hábitat Guatemala, beneficiando a 88 familias con 264 productos (entre estufas, letrinas y filtros de agua).

La respuesta de los pobladores ha sido positiva ya que el cambio en la salud y economía del lugar se ha hecho visible, hoy cuentan con una estufa mejorada con la cual pueden cocinar sin riesgos de quemaduras y enfermedades respiratorias, así como la reducción en consumo de leña, pueden disfrutar de un vaso con agua servido desde el filtro purificador y una letrina, además este programa ha sido una fuente
de motivación para buscar el desarrollo de dicha comunidad.

Ver el cambio integral que viene junto con la ejecución de cada proyecto nos hace seguir construyendo una mejor Guatemala.

 

 

 

 

 

 

 

 

Coffee Club, el sabor de Guatemala

“Invito a participar en este tipo de contribución, te agrega valor no solo a tu empresa sino como persona, porque dentro de nuestro trabajo estamos cambiando vidas”. – Samuel Zabala

Coffee Club es un emprendimiento que busca proponer a los consumidores y clientes industriales un producto de calidad que tenga responsabilidad social, porque un granito de arena siempre aporta y beneficia.

“Un valor agregado a nuestro producto es la responsabilidad social y compromiso con Guatemala”

Aunque tienen 30 años de experiencia en el mercado hace cuatro años iniciaron como Coffee Club, con su línea Premium con la cual se ha dado la alianza con Hábitat.

La relación inició cuando Coffee Club conoce la causa de la fundación, la que despertó interés, debido a que tenían deseos de ayudar y generar un cambio significativo en Guatemala, debido a esto en el año 2016 se presenta la oportunidad de participar en el torneo de Golf.

A Coffee Club le interesa aportar a través de Hábitat, en el proyecto salud a mi casa, porque con pequeños aportes pueden lograr grandes cambios en la salud de muchas familias, beneficiando así no solo a una familia sino a una comunidad.

En Palabras de Samuel Zabala; Somos una empresa que nos satisface ayudar a la causa de la vivienda adecuada y saludable. Nos atrevimos hacer algo diferente y salir de la rutina al llevarles a los consumidores de Coffee Club, la oportunidad de apoyar al comprar uno de los productos y a la vez concientizar sobre la necesidad de contribuir a las comunidades Guatemaltecas.

 

Tu empresa también puede ser parte: involucrate@www.habitatguate.org