Conmemoramos el Bicentenario

Durante septiembre nos hemos unido a la celebración del Bicentenario de la Independencia de Guatemala, la cual la conmemoramos con la entrega 26 viviendas en los departamentos de:

Alta Verapaz, Baja Verapaz, Chimaltenango, Chiquimula, Guatemala, Huehuetenango, Izabal, Jalapa, Jutiapa, Petén, El Progreso, Quetzaltenango, Quiché, Retalhuleu, San Marcos, Santa Rosa, Sololá, Suchitepéquez, Santa Rosa y Zacapa.

Agradecemos profundamente a los Voluntarios de Comités locales y a las familias que siguen confiando en que juntos podemos construir un mejor país.

 

Juntos impulsando hogares saludables

Agua segura para el consumo humano llega a 455 familias en Huehuetenango como parte de una iniciativa de Club Rotario Internacional, Hábitat para la Humanidad Guatemala junto a nuestro socio Catholic Relief Services (CRS).

En julio, las tres organizaciones unimos esfuerzos para llevar 455 purificadores de agua a hogares que lo necesitaban en las comunidades de Chepito y Caníbal del municipio de Cuilco, y Arroyo Grande en la Democracia, Huehuetenango. Las familias ahora cuentan con un Filtro Purificador para Agua el cual les permite almacenar agua adecuadamente, purificarla y mejorar la salud e higiene familiar.

Para dicho proyecto, priorizamos las comunidades que, dentro de los Planes de Desarrollo Comunitario elaborados por la comunidad con el apoyo del Proyecto Comunidades Liderando su Desarrollo CLD, habían identificado la necesidad de asegurar la calidad de agua para consumo humano.

Con apoyo de líderes comunitarios seleccionamos a las familias, proporcionamos materiales educativos para asegurar el correcto uso del vital líquido en el hogar, capacitamos a las familias sobre buenas prácticas de higiene y sobre el uso del Filtro Purificador para Agua, distribuimos el mismo y brindamos el seguimiento a las familias, asegurándonos de esta manera que la comunidad mantenga los buenos hábitos de salud e higiene.

Cada Filtro Purificador tiene capacidad para almacenar hasta 10 litros de agua y cuenta con una unidad filtrante que puede durar un año dependiendo de la cantidad de agua filtrada, también como parte del proyecto, la comunidad comprometida se encargará  a apoyar en la gestión para que todos tenga acceso a candelas filtrantes  cada año.

Esta iniciativa evidencia el beneficio de aliarse con otras organizaciones, junto a  CRS hemos logrado desde el 2019 apoyar soluciones habitacionales para 1,486 familias vulnerables en el Altiplano Occidental como parte del Programa de Atención a Extrema Pobreza. A través de de dicho  programa, las familias obtuvieron subsidios para cubrir servicios básicos como Letrinas, Filtros Purificadores para Agua, Pisos de concreto y Sumideros. A su vez, las comunidades contribuyeron reuniendo materiales locales y aportando mano de obra.  Durante  el 2020,  construimos  1,000 estufas ahorradoras que reducen el humo, mejoran las condiciones de salud y las condiciones ambientales de las comunidades mediante el uso eficiente de leña y proporcionan un área de alimentación para la familia.

Las alianzas entre organizaciones abren la oportunidad de unir recursos, capacidades, experiencia y conocimiento para el beneficio de quienes más lo necesitan.

Alianza por la educación en Guatemala.

Uno de los pilares más importantes de Hábitat Guatemala, es la educación, y como parte de nuestro servicio a nuestros Comités, formamos una importante alianza entre Comité Nacional de Alfabetización –CONALFA– y Hábitat para la Humanidad Guatemala.

Los objetivos son apoyar con herramientas de lecto – escritura y en alfabetización de miembros de comités que colaboran en proyectos de Hábitat, con lo que apoyaremos a las personas que buscan su desarrollo y el desarrollo de sus comunidades.

Alianza con World Vision por las familias en Huehuetenango.

El 27 de abril World Vision y Hábitat para la Humanidad, firmaron una alianza estratégica, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de varias familias a través de proyectos en donde las dos organizaciones trabajarán para apoyar a los afectados por las tormentas tropicales Eta e Iota.

¡Juntos construyendo esperanza!

 

Gran Rifa Nacional «Higiene es Salud»

Este 2020 ha sido un año de desafíos y en Hábitat para la Humanidad Guatemala no descansamos ni esperamos a que todo pase. Al contrario, con el afán de seguir beneficiando familias a nivel nacional hemos lanzado nuestra iniciativa de recaudación Nacional Rifa Nacional Higiene es Salud.
Con esta iniciativa beneficiaremos a 2040 personas a nivel nacional con productos del Kit Saludable, con lo cual mejoramos la calidad de vida de cada una de las personas y sus familias.
El valor del número es de Q 10.00 y puedes ayudar adquiriendolo en todas las oficinas Hábitat en el país, en las agencias de Bantrab, en las ferreterías Didelasa, en los restaurantes El Chinito Veloz y en las ferreterías ConstruRed.
O si deseas comprarlo en línea.

Gracias por tu donación

Durante los meses de abril, mayo y junio, recibimos donaciones de empresas y personas que creyeron en nuestra Institución apoyando la Campaña Alimentos del Corazón.

Ahora nos toca agradecer las muestras de solidaridad de cada uno, ya que sin su aporte no hubiera sido posible que la ayuda llegara a manos de las familias que realmente lo necesitan.   Te invitamos a conocer nuestros proyectos y a donar para seguir beneficiando a más personas en el país.  https://www.habitatguate.org/donaciones-habitat/

 

Gracias en nombre de Hábitat Guatemala y de cada una de las 850 familias beneficiadas en 27 comunidades de 15 departamentos.

 

 

Entrega de los primeros 100 kits de alimentos

En Hábitat seguimos trabajando para apoyar a las familias más vulnerables ante el COVID-19, por medio de nuestra campaña Alimentos del Corazón estaremos beneficiando a más de 2 mil familias en las comunidades de nuestro país.

En respuesta a ello y gracias al apoyo de empresas, hace 15 días se entregó 250 kits de alimentos a familias de El Rejón, Chimaltenango y en Santo Domingo Xenacoj, Sacatepéquez.

Hoy 27 de mayo, se entregaron 100 kits de alimentos y salud, en 10 comunidades de San Lucas Tolimán, Sololá.

El Kit Alimentos del corazón contiene: harina de maíz, frijol, azúcar, atol, arroz, pasta, aceite, sal, sopas de sobre, 6 mascarillas y dos botes de gel antibacterial.

Esto ha sido posible gracias al apoyo de donantes nacionales e internacionales, personas individuales, colegios y organizaciones que se sumaron a la causa.

En Hábitat estamos comprometidos en seguir buscando el camino para transformar la calidad de vida de los guatemaltecos y ayudarlos a enfrentar esta crisis que nos ha dejado el COVID-19. Es momento de unirnos y cuidar la salud, la vida y la seguridad de las comunidades.

El Impacto del COVID-19 en Guatemala

Mario Joaquín López nuestro Coordinador de Proyectos Especiales,  explica el impacto del COVID-19 en Guatemala  y nuestra respuesta al mismo. En Guatemala se registraron 3,954 casos confirmados, 289 casos de personas que se recuperaron y 63 muertes hasta el momento de la redacción de esta publicación (27 de mayo 2020). Si consideramos que la población de Guatemala es de aproximadamente 15 millones de personas, la cantidad de casos es relativamente baja en comparación con otros países de América Central[1]. Sin embargo, según la Organización Panamericana de la salud (OPS), las próximas semanas podría observarse un incremento en la cantidad de personas infectadas y muertes en toda América Latina. Esto dependerá en gran medida de las reglamentaciones que adopte cada país[2].

Si bien el sistema de salud de Guatemala es débil y la cobertura es escasa[3], durante las últimas semanas el gobierno adoptó medidas específicas para enfrentar la pandemia. Se implementó una cuarentena desde el 16 de marzo, se cerraron las fronteras marítimas, terrestres y aéreas, se estableció un toque de queda, se restringieron los viajes entre departamentos (áreas geográficas similares a los estados), se suspendió el transporte público y se cerraron los centros comerciales (salvo las actividades económicas vinculadas a los productos esenciales). Estas medidas, sumadas a la apertura de hospitales provisorios en diferentes puntos del país, pretenden reducir la propagación del virus, que aún no tiene cura y genera una enorme incertidumbre con respecto al futuro.

La suspensión del trabajo y la recomendación de quedarse en casa en un contexto en el que la mayor parte de los empleos (70 por ciento) son informales, más de tres de cada cinco personas (61,6 por ciento) viven en situación de pobreza, prácticamente una de cada cuatro personas (23 por ciento) vive en situación de pobreza extrema[4] y la mitad de los niños (50 por ciento) sufren desnutrición crónica[5] han afectado a las familias de varias maneras[6].

La situación de las familias que hoy viven en estado de pobreza pasará a ser extrema. Una infinidad de familias se quedarán sin su medio de vida y no podrán enfrentar el costo de los servicios básicos. La seguridad alimentaria de muchos estará en riesgo, y, en zonas de climas vulnerables, los efectos de la sequía harán que sea imposible cultivar para vivir[7].

En la actualidad, el gobierno está brindando asistencia a 200.000 familias[8], proporcionando alimentos y vales de dinero durante tres meses, lo cual podría beneficiar a 1,2 millones de personas. Sin embargo, esta cobertura subestima que son 3,4 millones las personas que viven en situación de pobreza extrema. Además, una gran parte de esta población vulnerable vive en zonas rurales remotas en las que no podrán mantener su medio de vida ni tendrán acceso al apoyo del gobierno.

De este contexto surge la intención de Hábitat para la Humanidad Guatemala de colaborar con las familias y comunidades de regiones vulnerables. A través de una red de donantes nacionales e internacionales, Hábitat está recaudando fondos para ayudar a quienes más lo necesitan, en tres etapas.

La primera involucrará trabajos de respuesta junto a nuestra red de líderes comunitarios y voluntarios de zonas rurales, para identificar a las familias que necesitan ayuda. Esta etapa incluirá la provisión de artículos básicos que cubrirán el déficit de alimentos durante un mes. También se distribuirán kits de higiene para prevenir la propagación del virus y garantizar la salud y la higiene en las casas durante varios meses. Se les asignarán vales de dinero a las familias para que puedan cubrir los costos de servicios básicos (agua potable, energía eléctrica, recolección de residuos, alquiler). Este proceso se implementará conjuntamente con campañas públicas y programas de promoción para evitar el contagio y fomentar hábitos de salud en los hogares, mediante material visual y audiovisual en las lenguas locales.

La segunda etapa se enfocará en trabajos de recuperación, con el fin de fortalecer los medios de vida de muchas personas, por ejemplo, la cría de aves de corral, para garantizar el acceso a proteínas (carne y huevos). Esta etapa también incluye trabajos en las casas para asegurar el acceso al agua, sistemas de saneamiento adecuados y mejoras en las estructuras físicas de las construcciones.

La tercera etapa será de mitigación y se implementará a largo plazo. En este período se promoverá la construcción social de resiliencia, mediante capacitaciones regulares y el desarrollo de talleres para los líderes y las familias de la comunidad. En este proceso, se implementarán proyectos productivos sostenibles y permanentes, como jardines familiares.

Nuestro objetivo es llegar a más de 5.000 familias de zonas rurales remotas que no están recibiendo ayuda de otros programas. Sin embargo, para lograr esto aún se requieren fondos y la esperanza de que puedan reanudarse las actividades normales. Esto estará sujeto a que la cantidad de personas infectadas en las áreas rurales disminuya. Lo que ocurra con la tasa de infección durante las próximas semanas será decisivo para poder asistir a las familias que más están sufriendo la cuarentena.