Un hogar para la familia Montoya

Byron y su esposa Patricia construyeron un cuarto al momento de casarse, esa era su casa. Vivieron allí hasta ahora que sus dos hijos cuentan con más de 8 años. La familia necesitaba un espacio que les permitiera no solo estar más cómodos, sino que les permitiera a sus hijos una habitación propia, para guardar sus cosas y jugar de forma segura.

Patricia nos relata que anteriormente habían solicitado créditos con otros lugares, pero los intereses eran muy altos y no eran posibles de pagar. Entonces su hermana, les habló sobre la Fundación Hábitat.

Ellos no tardaron en comunicarse y averiguar sobre la forma de pago, el plazo para pagar y el monto que se otorgaba. Al hacer cuentas consideraron que la ayuda era buena, las cuotas eran accesibles y sintieron que era posible hacer realidad el sueño de una casa propia.

Byron nos comenta: “Creo que Dios es dueño de todo, él sabe lo que hace con nosotros, pone las cosas en el camino, te da opciones y con fe, mente positiva y esfuerzo uno lo puede hacer. Yo me siento muy feliz porque la Fundación me dio la oportunidad de tener este crédito, y con ello hicimos realidad el sueño de mis anhelos construir mi casa, ahora ese cuartito que fue nuestra casa por años es nuestra cocina”.

“Gracias Hábitat por confiar en nosotros, ahora mis hijos tienen sus habitaciones, yo tengo un espacio para trabajar, podemos recibir visitas y ver crecer bien a nuestros hijos.”