Para quedarse en casa, hay que contar con una

La carencia de una vivienda es uno de los mayores problemas de las familias guatemaltecas, actualmente más de 1.6 millones de familias viven en condiciones inadecuadas en todo el país.

Frente a la pandemia del COVID-19, el mundo, depende de que todas las personas se queden en sus hogares para evitar la propagación de este virus, porque una vivienda digna produce un enorme beneficio social, más allá de nuestro anhelo por tener cuatro paredes que nos resguarde, la vivienda protege la salud de la familia, permite un desarrollo integral a cada uno de los integrantes, reduce la desnutrición crónica, mejora el rendimiento escolar de los niños e incide favorablemente en la permanencia y desempeño laboral.

Muchos de los guatemaltecos por el momento pasan la cuarentena y el toque de queda en su hogar pero que hay de aquellos que ¿no cuentan con acceso al agua y al saneamiento? ¿que no cuentan con un lugar adecuado en donde vivir? ¿que viven en condiciones de hacinamiento? En Guatemala son miles de personas que no cuentan con un servicio de agua potable y saneamiento, son miles de personas que habitan en asentamientos a la orilla de un basurero o bien de un barranco, son miles de familias que viven hacinadas y esas personas son las más vulnerables a contraer el virus, ya que a menudo sufren de múltiples problemas de salud y todos los días tiene que salir a trabajar para llevar comida a su familia y pagar la renta de donde viven.

El COVID-19 hasta el momento ha demostrado que con una vivienda adecuada se puede combatir el coronavirus. Es por ello que en Hábitat para la Humanidad buscamos que todas las familias en Guatemala sean propietarias de una vivienda digna, que por medio de nuestros productos como el Filtro Purificador tengan acceso a agua limpia y segura; y esto lo hemos logrado con créditos o microcréditos que las familias puedan pagar, ayudándolos con su economía.

En Hábitat estamos comprometidos en ayudar a las familias que necesitan una vivienda ya que garantizamos el acceso a una vivienda segura con un saneamiento adecuado que no solo protegerá la vida de las persona sin hogar, sino que ayudará a proteger a la población mundial a aplanar la curva del COVID.19

Empoderamos con vivienda.

Agua segura y saneamiento

El acceso a agua segura y servicios de saneamiento en Guatemala es un desafío que actualmente existe. En el 2017, el Ministerio de Medio Ambiente afirmó que el 95 por ciento de las fuentes de agua superficial en Guatemala se encentran contaminadas, debido a la falta de leyes del agua y una deficiente gestión de recursos.

El acceso limitado al agua potable afecta a las poblaciones más vulnerables del país que son los niños, produciéndoles enfermedades gastrointestinales y diarreas causando más de mil 100 muertes cada año.

En las zonas rurales de Guatemala, más de uno de cada cinco de la población no tiene acceso a ninguna fuente de agua, el resto de la población está sujeto a servicios intermitentes que carecen de calidad y cantidad.

Los cambios drásticos en el clima solo aumenta la escasez de agua afectado principalmente a las familias que viven en pobreza extrema, ya que son ellos los que carecen de recursos y capacidades para adaptarse adecuadamente ante eventos como las sequias, el estrés hídrico y la contaminación de las fuentes de agua superficial.

Los servicios de agua en Guatemala se encuentran principalmente en zonas urbanas debido a la migración interna, dejando poco menos del 46 por ciento de la población rural sin inversión pública; en términos de saneamiento, los municipios están proporcionando cada vez más conexiones de drenaje y sistemas de captación de aguas residuales, a pesar que la mayoría de agua no recibe el tratamiento adecuado y se vierte en aguas locales.

En las zonas rurales más del 30 por ciento de la población no tiene acceso a ningún tipo de servicios de saneamiento que afecte claramente su bienestar y calidad de vida.

En Hábitat para la Humanidad Guatemala hemos trabajado para abordar la problemática desde el 2011, ofrecemos soluciones que proporcionan estándares de calidad dentro de los hogares, como cantidad suficiente de agua potable y servicios de saneamiento adecuado.

Se ha implementado sistemas de recolección de agua de lluvia en zonas con condiciones climáticas vulnerables, con el fin de garantizar la calidad de agua potable, se han instalado filtro purificadores que separan las partículas y microorganismo como las bacterias, trabajando con una eficacia del 99.99 por ciento.

El filtro purificador garantiza el acceso a 18.5 litros de agua cada ocho horas, asimismo, reduce el gasto de los hogares a reducir la energía utilizada para hervir agua y la comprar agua embotelladas o en bolsas. A través de nuestro proceso de evaluación, ha sido evidente la disminución de enfermedades gastrointestinales se ha reducido, especialmente en niños.

Las soluciones implementadas para mejorar el saneamiento se ha diversificado para satisfacer diferentes necesidades como: letrinas ventiladas, letrinas fertilizantes y los sistemas de tratamiento de aguas negras pueden ayudar a eliminar la práctica de la defecación al aire libre y a conservar el recurso hídrico.

En Hábitat también se han apoyado a las familias con pilas y sumideros adecuados para el tratamiento de aguas grises, evitando la acumulación de aguas superficiales. Evaluaciones realizadas de campo, la introducción de un saneamiento adecuado disminuye las enfermedades gastrointestinales e infecciosas al reducir la propagación de contaminantes.

Desde el inicio del Programa de Hogares Saludables en el 2011, se han implementado hasta la fecha 34 mil 800 soluciones centradas en mejorar el acceso al agua y al saneamiento; más de 200 mil familias han sido beneficiadas, a través de proyectos subsidiados y donaciones, financiamiento y micro financiamientos, adaptados a las diversas realidades de las comunidades necesitadas.

En Hábitat para la Humanidad Guatemala continuamos trabajando en todo el país, nos hemos fijado la meta de apoyar a un millón de personas para el 2023, mediante la creación de nuevos productos pretendemos abordar no solo la falta de acceso de agua potable, sino también los diversos aspectos que rodean, proporcionado condiciones de vida adecuadas a la población.

Recomendaciones para prevenir el Coronavirus

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado la pandemia del coronavirus (COVID-19) como una emergencia de salud pública en diversos países afectados.

Es por ello que en los últimos días y semanas, se ha desplegado una ola de cierres y cancelaciones a medida que la pandemia de COVID-19 se extiende a 115 países y en Guatemala sube a 23 personas infectadas y más de mil personas en cuarentena.

Sabemos que muchos de los guatemaltecos viven en condiciones no aptas para una buena salud y son vulnerables ante esta crisis por lo cual es momento de unirnos, cuidarnos unos a otros demostrar el amor de Dios en acción y proteger al prójimo.

Nuestra prioridad en este momento es proteger a las personas y a las comunidades a las que servimos y para lograrlo, hemos tenido que llevar a cabo nuestras actividades por medio de llamas telefónicas, mensajes y redes sociales; y cuando sea el momento adecuado, el equipo de Hábitat para la Humanidad estará listo para acelerar una vez más nuestros esfuerzos, con mucha energía y compromiso renovado.

Te dejamos algunas recomendaciones para que podamos prevenir el COVID-1:

 

Kit Saludable: Ganador del premio Bronce en los Premios Mundiales del Hábitat 2019

En los Premios Mundiales del Hábitat, ganamos el Premio Bronce por el Programa Hogares Saludables, que fue introducido en el 2010; en donde se mejoraron las condiciones de vida de las familias más vulnerables del país.

El programa de hogares saludables incluye tres productos, una estufa para cocinar sin humo que elimina el 83 por ciento de enfermedades respiratorias, un Filtro Purificador para Agua que reduce el 81 por ciento de las enfermedades gastrointestinales y una Letrina Sanitaria que mantiene un entorno seguro y saludable.

Es un programa económicamente sostenible ya que la mayoría de los fondos proviene del fondo rotativo y solo una pequeña porción de donaciones. Este programa se adapta a las condiciones de cada una de las comunidades y familias en los 22 departamentos del país.

Las familias participan en todas las etapas del proceso y aprenden a instalar, usar y mantener los productos. Con este programa se ha beneficiado a más de 300,000 personas, lo que ha permitido que las familias y comunidades no solo mejoren su salud, sino que se desarrollen adecuadamente.

“Un día, estaba charlando con mi cuñada sobre los problemas de salud que teníamos, y ella me contó sobre Hábitat. Me puso en contacto con ellos, y tuve la suerte de participar en varias capacitaciones para aprender a usar y cuidar mis productos: una estufa, una letrina y un filtro purificador para agua».

En memoria de Luis Samayoa

Luis Samayoa dejó una huella en el corazón de cada una de las personas que le rodearon. Dedicó su vida por completo a los demás a través de su trabajo. Por más de 19 años, ofreció sus más grandes cualidades a Fundación Hábitat para la Humanidad Guatemala, quien siempre impactó con su ejemplo de hombre visionario. Siempre será admirado por sus colaboradores, familia y amigos y seguirá siendo el corazón de Hábitat.

Para honrar su memoria, el pasado 16 de noviembre se reunieron colaboradores de Hábitat, familiares, amigos, miembros nacionales, miembros de Comité local y voluntarios en diferentes departamentos del país con el fin de construir hogares más saludables para las familias.

Nuestra oficina ubicada en Chimaltenango fue uno de los anfitriones ya que construyeron 8 estufas mejoradas en la comunidad Joya Grande para familias que únicamente contaban con un pollo abierto hecho de block y una parrilla.

En el Afiliado Costa Sur con el apoyo de voluntarios construyeron una estufa mejorada para Elsa López quien vive junto a su hija de 6 años en el asentamiento Nueva Esperanza Coatepeque. “Gracias por dar su tiempo y ayudarme a construir mi estufa”. Elsa Marilú López Cipriano.

Apoyar a familias con una Estufa Mejorada reduce el consumo de leña, mejora las condiciones de seguridad al manejar fuego cuando cocinan, elimina el humo del ambiente y contribuye en la economía de las familias.

En el Afiliado Quetzaltenango, se apoyó en la construcción de la vivienda de la Familia Rodríguez López trabajando armaduras, columnas y el cimiento de la vivienda, esto con el apoyo de voluntarios y colaboradores de Hábitat. En cada una de las oficinas Afiliadas se honró el ejemplo de generosidad de Don Luis, con el que inculcó a cada uno a hacer realidad el sueño para una familia.

Agradecemos el apoyo de todas las personas que nos acompañaron durante el día ya que con su esfuerzo y dedicación mejoramos las condiciones de vida de 8 familias. Cuando existe ayuda constante es increíble como pequeñas acciones suelen tener gran impacto y grandes resultados en la vida de las familias.

Finaliza proyecto: Huertos Familiares, Comunitarios y Educativos para el Autoconsumo

Desde el 2014, Hábitat para la Humanidad Guatemala lideró junto a Fundación América Solidaria Chile, el Fondo de Solidaridad e Inversión Social (FOSIS), Fundación CIASPE de México y con el financiamiento de Agencia Chilena de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AGCI); el “Proyecto de huertos de autoconsumo para familias y comunidades, para educar y mejorar la alimentación de las personas”, con el fin de contribuir a mejorar la calidad de vida de familias y comunidades en condiciones de malnutrición, pobreza y/o exclusión al acceso de una alimentación de calidad.

El proyecto fue ejecutado en 3 comunidades, 2014 inició en la Aldea Macalajau, El Quiché; en el 2015 en la comunidad El Canaque, San Marcos; y 2017 en la comunidad Calanté, El Quiché.

Se beneficiaron a más de cien familias, quienes incorporaron hábitos saludables como: el lavado de manos, la desinfección de frutas y verduras, el tratamiento de agua para el consumo y la adecuada alimentación de los menores de dos años y de embarazadas.

El 12 de noviembre finalizó este proyecto que estuvo centrado en los procesos de equidad, que contribuyen a disminuir la desigualdad y violencia basada en género, en el proyecto se procuró combatir los estereotipos, favoreciendo la inserción de la mujer en los espacios de toma de decisión y de acción comunitaria, mientras que se involucró al hombre en las labores y cuidados del hogar.

¿Te recuerdas de nuestra carrera “Corriendo Construimos un Sueño”?

El pasado 12 de octubre se llevó a cabo nuestra carrera “Corriendo Construimos un Sueño” en el departamento de San Marcos en donde participaron más de 130 personas.

La carrera tuvo como objetivo contribuir con la reducción del déficit habitacional brindándole a la familia Gómez la construcción de una vivienda adecuada con lo recaudado, para que ellos puedan habitar en un entorno seguro.

Con lo recaudado se estará mejorando la vivienda de la familia, agradecemos a todas las personas y empresas que apoyaron esta noble causa y se involucraron en nuestra carrera.

¡Gracias! Renaud Cuchet, Construred, Agua Pura Manantial, Banco los Trabajadores, Multiservicios Marquense, Universidad Regional, Distribuidora Marquense, Funeraria Eternidad, Confecciones Fred, División DMC Guatemala, Iglesia Miel.

Asesoría técnica constructiva y entrega de viviendas

En Hábitat constantemente realizamos actividades para sensibilizar a la población guatemalteca sobre la necesidad de la vivienda adecuada para todos.

En San Lucas Tolimán, Sololá, se llevaron a cabo distintas actividades tales como: Asesoría Técnica Constructiva, exposición de los modelos de viviendas Hábitat, entrega de 10 viviendas completas y entrega de 10 subsidios para familias de distintas áreas.

También se presentó a dos familias que serán beneficiadas cada una con una casa híbrida, construida con una combinación de adobe, block normado, concreto y madera, en la Colonia Xejuyú y Aldea Canos Bajas, San Andrés Semetabaj.

Buscamos revertir el círculo de pobreza sumando voluntades y construyendo fuerza, estabilidad y autosuficiencia para las familias guatemaltecas.

Movilicemos recursos para mejorar el acceso a la vivienda segura y asequible.