Voluntaria de corazón

“Mi nombre es Nicole, tengo 19 años, me gusta ayudar, creo que es importante aprovechar cada oportunidad que tenemos para cambiar la vida de una persona y aprender de ello.

La primera vez que participe en una actividad de hábitat fue cuando tenía 13 años, sigo haciendo voluntariado por mi cuenta, me encanta el concepto de construir una mejor Guatemala y de ayudar a quienes lo necesitan.

Mi experiencia favorita fue el día de la mujer, fuimos a construir estufa a la casa de una familia en donde la mamá tiene 6 hijas y nos contó que había sufrido violencia intrafamiliar y como había salido adelante, fue una historia muy conmovedora y marcó mi vida para siempre. 

Los invito a donar a involucrarse en Hábitat y a usar su tiempo de una forma positiva”