Construyendo sueños: Rolden Velásquez

En el Barrio San Miguel en Siquinalá, Escuintla se encuentra el terreno en donde vivía la familia de Rolden Velásquez. Ahí habitaban en un cuarto construido de materiales como lámina, cartón y madera, no contaban con puertas, el piso era tierra y en cada invierno, la lluvia y el lodo hacían estragos.

Don Rolden es vendedor de libros en los buses del área de Escuintla. Él soñaba con una casa propia, pero sus ingresos no le permitían ahorrar y construir; sin embargo, nunca descartó la idea de que un día su sueño se realizaría.

Gracias al rótulo que Hábitat coloca en sus construcciones, Rolden se enteró de la oportunidad de construir su vivienda con Hábitat. Con pena pero con confianza decidió preguntar sobre como podría él construir su propia vivienda.

No transcurrió mucho tiempo para que se acercara a nuestra oficina en Escuintla a solicitar información, la alegría lo invadió al enterarse que las cuotas eran accesibles y que optar a la construcción de un nuevo hogar estaba más cerca que nunca. Tres meses tardó la autorización de crédito y la construcción de su nuevo hogar.

Ahora Rolden y sus cuatro hijos se encuentran en un hogar con un espacio amplio, con servicios que les brinda comodidad, seguridad y bienestar, en donde juntos pueden disfrutar momentos de felicidad en familia.

 

“Agradecemos el apoyo de Fundación Hábitat, por darnos la oportunidad de adquirir nuestra casa. Animamos a las demás personas para que tengan la misma experiencia que nosotros y se acerquen a construir su casa”. Don Rolden, beneficiario de vivienda Hábitat.

Change this in Theme Options
Change this in Theme Options