Los frutos de mi tierra: Dionila de León

En las faldas del Volcán Tajumulco en San Marcos se encuentra la comunidad El Canaque en donde vive Dionila, su esposo Ervi y sus 3 hijos. Ella es ama de casa y Ervi es agricultor en la comunidad.

Llegar a El Canaque no es fácil, a Dionila le toma 3 horas llegar al centro de San Marcos para comprar lo que necesita para su hogar; es por ello que se involucró en el Proyecto de Huertos Comunitarios y Familiares de Autoconsumo el cual inició en el 2014.

Dionila cultiva principalmente tomates y los vende a los demás miembros de la comunidad, ella espera poder venderlo a los pueblos cercanos. “Antes del proyecto, compramos nuestros vegetales en el pueblo más cercano, sin saber que podíamos cosecharlos aquí. Ahora cosechamos tomates, zanahorias, cebollas, rábanos, cilantro y varias otras verduras de nuestro jardín”, nos comenta Doña Dionila.

Desde que el proyecto inició, se convirtió en parte de la vida de la familia, sus hábitos alimenticios han cambiado, aprendieron nuevas formas de cocinar todas las verduras que cultiva,  agregaron nuevos vegetales a sus comidas y su calidad de vida ha mejorado. “Yo ahora preparo distintas comidas con verduras para que mis hijos no se aburran, las hago en pasteles, huevos y muchas otras recetas”.

Gracias a la donación de semillas de los Rotarios contra el Hambre las cebollas y zanahorias crecen cada día más. Dionila se encuentra muy agradecida con los voluntarios y con todas las personas que trabajaron en la comunidad durante 6 años.

“Gracias a todos por compartir sus conocimientos, hemos aprendido a cosechar diferentes vegetales en nuestros huertos, ahora estoy cosechando tomates muy grandes en mi invernadero para venderlos en la comunidad y pueblos cercanos”.

 

Dionila también cuenta con un huerto comunitario, el cual plantea seguir expandiéndo para vender las producciones y  así seguir comprando semillas.

Change this in Theme Options
Change this in Theme Options