Mirar la Realidad con Otros Ojos

Personas que son estrellas, sin un espacio en el paseo de la fama, pero con un lugar en cada rincón de cada casa construida para las familias de las comunidades de nuestro país, voluntarios que han aprendido a mirar la realidad a través de los ojos de los Guatemaltecos con carencia de una vivienda adecuada, pero con el anhelo de tener la oportunidad de mejorar su calidad de vida.

 
Cuando eres voluntario tienes la fortuna de descubrir seres maravillosos con gran generosidad, hospitalidad, alegría y ganas de salir adelante.

 
A lo largo del trabajo en el país, hemos invitado a muchos jóvenes a integrarse a nuestro equipo de voluntarios, que no solo recibieron la primera invitación para aportar de su tiempo y manos en la construcción de muchos sueños, sino que decidieron quedarse y disfrutar esta aventura enriquecedora por mucho tiempo, como Alejandro Rodríguez, quien durante 6 años ha sido no solo parte de nuestros voluntarios sino también parte de nuestra familia.

 

LA ENTREVISTA

Con: Alejandro Rodríguez
Edad: 23 años
Estudiante de: Ingeniería Ambiental en Universidad de San Carlos de Guatemala.

¿Cómo inició tu voluntariado en Hábitat?

Mi trayectoria como voluntario en Hábitat, inició en el colegio hace 6 años, cuando me solicitaron créditos, dentro de las opciones que se me presentaron se encontraba la fundación, la que me llamó mucho la atención por tener un impacto directo en las familias y se puede observar el esfuerzo de cada uno de los voluntarios reflejado en la reducción en tiempo de entrega de una casa.

¿Cuál ha sido tu experiencia personal y que ha cambiado en ti el ser un voluntario Hábitat?

Me ha dado una visión más amplia de la situación en la que se encuentra la población en Guatemala, la necesidad de una vivienda adecuada para las familias a las que es importante brindarles apoyo.
Ha cambiado en mí la determinación de hacer las cosas, a pesar de que puede tomar tiempo realizarlas. Cuando inicié como voluntario, éramos muy pocos y hoy es agradable ver crecer la organización, observar que cada día se suman más personas a la causa.

¿Qué es lo que te motiva a participar en cada brigada de construcción?

Las familias, es de parte de ellos de quien he recibido la mayor retribución, un vaso con agua, un apretón de manos, las expresiones de afecto al sentirse apoyados, porque soy parte de que su sueño se haga realidad, el tener una casa propia. Escuchar muchas historias que me llegan al corazón, me motiva cada día a regresar.

 

“Anímense, una brigada de construcción es cansada pero gratificante y alegre,

porque cuando veo los rostros felices de las personas que apoyamos,

puedo decir hoy hice bien mi trabajo.- Alejandro Rodríguez

 

Escribe a: voluntarios@habitatguate.org 

 

Change in Theme Options or on the cause edit page
Change in Theme Options or on the cause edit page
Change this in Theme Options
Change this in Theme Options